Los MMORPG en el animé y un futurismo que se está volviendo realidad

Hace poco tiempo, comencé a echarle una ojeada a un nuevo anime. Se trata de Sword Art Online, el cual hemos hecho mención en un artículo reciente. Me interesó la propuesta del guión.

En un futuro no muy lejano, se logra inventar un dispositivo que permite trasladar la mente de los jugadores a un mundo virtual mientras los cuerpos de estos reposan en la vida real. Esto significa que podrán vivir dentro del juego como si fuera una realidad.  Sentirán todo como si lo estuvieran tocando con sus propias manos, mirarán a su entorno como con sus propios ojos, olerán y oirán. También morirán.

Y de eso se trata el primer giro argumental. Miles de jugadores que se han conectado al mundo virtual se percatan que no podrán regresar al mundo real por una restricción malévola de su creador y, la única forma de regresar, será derrotando el último nivel de un castillo flotante. La premisa es sencilla: mueres dentro del MMORPG, mueres en la vida real. El súmmum de la inmersión en un MMO.

Algo similar ya se ha propuesto en la longeva franquicia .hack//, cuyo lanzamiento fue durante el 2002. La popularidad en los juegos online masivos multijugador se encontraba creciendo a pasos agigantados gracias a títulos como Lineage 1, Ultima Online, Ragnarok Online o Everquest.

En el animé .hack//, también los jugadores utilizaban un casco para conectarse, aunque no quedaba claro si la parte de los sentidos también se unían con “The World”, el nombre que se le daba al entorno. Sin embargo, esta historia explora más la parte psicológica del protagonista, Tsukasa, que es la mente-avatar de un jugador que ha quedado atrapado en el mundo virtual y cuyo cuerpo se encuentra en coma en un hospital luego de un incidente con aquel mundo virtual. Más adelante, la historia se adentra en cuestiones políticas y éticas junto a otros personajes que lo ayudan o desean eliminarlo en pos de mantener el statu quo del juego.

Pero no fue sino hasta que ví el siguiente video que me dije: “Entonces es así como llegaremos. Paso a paso, pero llegaremos.”

Sony presenta con redoblante este avance tecnológico en materia de reconocimiento facial. Lo hace bajo las líneas: “SOE le devuelve el rol al Juego de Rol”. ¡Y eso fue exactamente lo que pensé al ver el video sin haber leído esa línea! No se si se darán cuenta, ¡pero las posibilidades detrás de esto son miles! Los juegos tendrán una parte política importantísima. Las relaciones interpersonales se forjarán de otra forma. La construcción de la confianza no estará limitada al texto, sino que a la actuación de los jugadores. En serio que están trayendo la representación teatral que tienen los RPG originales de papel y lápiz, nuevamente a los entornos virtuales.

Pero hasta que pueda llegar a la casa de todos, podría pasar un buen tiempo. Especialmente si hablamos de nuestra región. No sólo eso, todavía encuentro que la gente no está tan acostumbrada a interactuar con micrófonos a través de VoIP (voz sobre IP). No obstante, el hecho de convertir en juego o ‘gamificar’ una tecnología, creo que hará que se inserte más rápido. Tal como ha sucedido con la realidad aumentada.

Sumado a esta gran innovación por parte de Sony, hay otras iniciativas que también llaman la atención. Guido Guasqui, amigo personal y Jefe de Redacción en el sitio de noticias y comunidad gamer Gameshock, hace poco tiempo ha publicado un artículo sobre un dispositivo llamado ‘Oculus Rift’. Este proyecto, a parte de tener muy buenas críticas por los medios más influyentes, está siendo soportado dólar tras dólar por gente como tú y yo a través de la web Kickstarter. Pidieron 250.000 dólares para poder llevarle un producto más finalizado a todos los desarrolladores para que comiencen a adaptar sus juegos (o crear nuevos) a este nuevo accesorio. Hoy, llevan 1 millón y medio de dólares reunidos y aún faltan 22 días para finalizar la recaudación. Signo de que el mercado ya se encuentra preparada para semejante avance y que no desea esperar a que los grandes jugadores de la industria terminen de pelearse.

Mientras tanto, Subutai Corporation, empresa dedicada a generar contenido multiplataforma (libros, juegos, etc), ha puesto el foco en crear EL juego de peleas con espadas. Por eso, no sólo han creado un accesorio único que les permitirá generar un realismo como nunca antes se vio en un dispositivo de movimiento, sino que han estudiado con detenimiento el arte marcial europeo de la pelea con espadas para lograr una mejor inmersión. Ellos también se encuentran buscando financiamiento por parte de la gente a través de Kickstarter. Ya llevan U$S520.000 recaudados.

Resulta emocionante estar viviendo en una era en la que todos estos avances tecnológicos están logrando lo que siempre soñamos: jugar una realidad distinta haciendo de cuenta que somos alguien más. Estoy seguro que, en un abrir y cerrar de ojos, el futuro nos sorprenderá conectados de una forma distinta al ciberespacio.

Pero tampoco se ilusionen tanto que todavía falta para los autos voladores y los teletransportadores.