La Taberna: ¿Qué expectativas tiene un gamer sobre MMOs en Latinoamérica?

Recientemente, el sitio de opinión sobre la industria y negocios en los videojuegos ‘Gamasutra’, ha publicado un artículo que me resultó interesante. En él, se planteó un poco la situación que estuvieron viviendo los ejecutivos de Funcom con el reciente lanzamiento de ‘The Secret World’, un MMORPG con modelo de suscripción que trae al género una temática fresca de misterio y conspiraciones en la cual los personajes representan distintas facciones que luchan por el dominio del mundo en las sombras de la sociedad. El diseño del mundo es extramadamente verosímil ya que se encuentra ambientado en la actualidad.

¿Habrá sido la mano de los templarios la que hizo despedir a medio staff?

A pesar de esto, ‘The Secret World’ no tuvo la repercusión que se buscaba. Las críticas por parte de los usuarios y los sitios de difusión fueron duras, lo cual llevó a la empresa a disparar contra la “sobre-expectativa” que habían generado los mismos usuarios sobre el juego. De hecho, el mismo día del lanzamiento, el CEO de la empresa renunció a su puesto. Al poco tiempo, la mitad del equipo de desarrollo fue despedida y, en la actualidad, el ex-CEO está bajo investigación por haber vendido el 50% de las acciones de la empresa durante el lanzamiento en un intento de especulación por el valor al que habían llegado las acciones debido a las expectativas y el posicionamiento que The Secret World había logrado antes del lanzamiento. Estas últimas semanas, también se barajó la posibilidad de llevar el juego al modelo F2P (Gratis para Jugar), que es lo que varios usuarios esperan.

Algo similar sucedió con ‘Star Wars: The Old Republic’, el MMORPG que prometía llevar a la franquicia de Star Wars al siguiente nivel. En lo personal, tuve la posibilidad de jugarlo. Compré la versión digital y, durante 3 meses, pagué la suscripción. Mis expectativas sobre un MMORPG de Bioware eran muy elevadas. Al poco tiempo, me aburrió tal como le sucedió a miles de jugadores. Las próximas semanas, SWTOR estará lanzando su versión F2P, con más cara de Freemium que de F2P, ya que hay varias funcionalidades que están bloqueadas y la experiencia de juego se ve limitada por los verdes que tengas en la billetera.

“Busca adentro tuyo…sabes que debe volverse gratuito”.

SWTOR pretende subirse al mismo tren en el que están DC Universe Online, The Lord of the Rings Online y Age of Conan. Todos estos juegos comenzaron con modelo de suscripción pero ahora son gratuitos. Por otro lado, TERA Online es otro de los juegos con subscripción que, en lo personal, confío en que se tornará F2P. Este último MMORPG, que pregonaba innovación por su sistema de combate orientado a la acción, no termina de ser un grinder surcoreano que no sabrá encontrar un hueco en la sociedad yanqui.

Opinión: Las expectativas latinas

Es claro que el modelo de suscripción está perdiendo territorio. Con la cantidad de oferta que hay allí afuera, los jugadores saben que también pueden encontrar buen entretenimiento en juegos F2P. De hecho, muchos latinos se inclinan a jugar en servidores internacionales y sumarse a las pequeñas comunidades de hispanohablantes que ya tienen sus clanes en dichos mundos virtuales.

La cantidad de jugadores hardcore latinos es notoriamente inferior a la que pueda llegar a tener norteamerica, Corea del Sur, China, o inclusive, el sudeste asiático (Malasia, Tailandia, Filipinas). Estos países tienen mucha mayor inserción de banda ancha, mejores PCs, probablemente mayor cantidad de cybers por lo que los MMORPG que requieran mayor cantidad de tiempo de juego, tendrán más éxito debido a que habrá más público gamer. Por eso, y conociendo el boom de los juegos casuales de Facebook como Farmville o el CityVille, me resulta más probable que la mayoría de los jugadores latinos prefiera un juego en el que pueda invertir menos tiempo a un juego que requiera de largas sesiones de juegos para poder llegar a ser competitivo.

¿Llegarán a ser los MMO tan populares que de aquí a 5 años nos veremos haciendo PvP con la mamá de nuestro compañero de colegio?

Pero no sólo se limita al espectro de los latinos. Hoy en día, los niños se crían chateando vía pc, con su smartphone siempre al lado, sus redes sociales abiertas y la televisión prendida. No pueden quedarse demasiado tiempo en un lugar. A esta generación, no se le puede privar la inmediatez que otorgan el chat o las redes sociales. Ellos necesitan decirle a sus contactos qué están haciendo y qué sienten. Por eso, cuando recién aparecía el MMO ‘Grand Chase’, cientos de usuarios se aglomeraban en los foros de Axeso5 reclamando el ‘modo ventana’, servicio que Axeso5 a Agosto de 2011, aún no ofrecía en ninguno de sus juegos por al riesgo que implicaba la posibilidad de abrir, por ejemplo, el cheat engine en simultáneo con el juego. Los reclamos continuaron y más tarde la funcionalidad se implementó con éxito sin que el servicio se viera afectado. En Grand Chase esto fue vital. Sus jóvenes jugadores ingresaban y salían de los dungeons y durante los tiempos muertos, o sea mientras no se encontraban en dungeons o en PvP, querían chatear con sus amigos vía MSN o escribiendo comentarios en Facebook. Twitter se lo dejamos a otro rango etario.

La generación ‘M’ de Multitasking

La opción de compra de cash virtual mediante modos de pago sencillos, también es vital para atraer a los jugadores latinos. Por ejemplo, los celulares resultan muy exitosos cuando se trata de cargar cash. Lamentablemente, no se pueden cargar grandes cantidades a través del celular y las telefónicas se quedan con una gran dividendo, obligándole a los publishers cobrar más caro u otorgando menos cash por carga. Los publishers tratan de llevar a los usuarios a que paguen a través de medios digitales, dándoles bonificaciones a los paquetes de cash con medios como Paypal, Dinero Mail o tarjeta de crédito.

Lo que aún me llama la atención, son las bajas expectativas que tiene la gente en cuanto a la calidad del servicio ofrecido. Rakion, Pointblank, Wolfteam, Operation 7, Priston Tale o Audition, son juegos que, más de una vez se vieron afectados gravemente por hacks, bugs, lag o falta de contenido. A pesar de esto, los usuarios siguen ingresando y los servicios siguen subsistiendo.

Como latinos, ¿estaremos acostumbrados a servicios de baja calidad? ¿será resultado de la escasa inversión que los desarrolladores extranjeros le dedican a nuestro mercado?