Reflexiones de un NPC

Reflexiones de un NPC

La última vez que escribí para elNPC fue hace 5 años. La última vez que alguien escribió, hace 2 años y medio.

Pasó bastante tiempo desde ese entonces, pero elNPC me esperó todo este tiempo. Viendo, desde lo lejos, cómo crecía profesionalmente. Esperando a que algún día decidiera regresar.

Cuando abrí elNPC, tuve la clara intención de encontrar un espacio de expresión sobre el tema que más me apasiona, los MMOs. Habiendo trabajado desde el 2008 con videojuegos, poco a poco me fui dando cuenta del escaso amor que los medios le daban a los juegos online. Aproveché y decidí crear este proyecto en el 2012 en uno de esos impases que tiene la vida  en los que uno se puede replantear qué hacer y hacia dónde dirigirse.

Gracias al sitio, pude conocer a un gran número de personas que me inspiraron durante el camino a dar lo mejor de mí.

El buen Dex.

Lo conocí a Dextroyean, mi fiel compañero de noticias MMO, que se esforzó e hizo lo humanamente posible para mantener con vida el sitio, solo, cuando tuve que partir de mi país para buscar crecer profesionalmente.

Conocí a Kevin Aiello, que en su momento escribía para un portal de videojuegos llamado Outworld Gamers, en el que escribe un excompañero de trabajo llamado Damián Silberstein. Casualidades de la vida, je. Kevin, poco a poco fue dedicándose más y más a la cobertura de esports y tuve una oportunidad de colaborar con él en el 2016 o 2017.

Y todo el resto de los colaboradores que pasaron por elNPC durante el 2012. Más de una docena de personas dejaron su impronta en este sitio.

Creo que ya va siendo hora de regresar, ¿no?

En 4 meses habíamos alcanzado un hito. ¡Vamos por más!

Desde que perdí mi trabajo en abril de 2018 por una reestructuración por la que pasó la empresa para la que solía trabajar, pensé mucho en elNPC. Quería regresar, pero quería regresar de la mejor manera. Por situaciones de mi vida, tuve que postergar una y otra vez el relanzamiento, hasta que un día me dí cuenta que la verdadera razón por la que no regresaba era por mi propia exigencia.

Luego de trabajar tanto tiempo en contenido, comprendí un sinfín de cosas que hacía mal. Aprendí bastante en un grupo de gente muy capaz y eso hizo que, sin quererlo, la barra de calidad dentro de mi cabeza llegara a la estratósfera.

Tenía miedo de fallar o de no llegar a mis propios estándares.

Cuando ví que el tiempo pasaba, me dí cuenta que no lo relanzaría nunca, así que hace poco decidí ir poco a poco. Trabajar por aquí un artículo, por allá en una imagen, por acullá, tal vez, un video. De a poco, reconstruir esto que empezó con tanto amor.

Crónicas de la Taberna fue nuestro podcast en aquel entonces, ¿volverá a serlo?

Porque de eso se trata, de hacer las cosas por la pasión. Y la pasión que tengo por los juegos online, sean MMORPGs, MOBAs, MMOFPS y hasta juegos de celular, lo único que hizo estos últimos 5 años fue crecer.

Así que, con muchas ideas nuevas en la cabeza y un poco más de conocimiento en lo que es producción de contenido, ¡aquí estoy!